Gardeniers y Cielos de Ascara, junto con 52 hortelanos de Huesca, Teruel y Zaragoza, participan en la segunda edición del proyecto de ciencia ciudadana Embajadores de la Biodiversidad II liderado por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y del Ministerio de Ciencia e Innovación.

 

Esta mañana Mª Cruz Deogracias, coordinadora de Cielos de Ascara, y Joaquín Arqué, responsable del área de agricultura ecológica de Gardeniers, han recibido las semillas que intentarán recuperar durante el próximo año en sus lugares de origen. La entrega ha tenido lugar en el salón de actos del CIHEAM de Zaragoza donde Raúl Compés, director de este centro, les ha dado la bienvenida. A continuación, Lucía Soriano, directora gerente del CITA, les ha dado las gracias por su participación “decisiva para que este proyecto que nace con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad cultivada sea un éxito. Con vuestra colaboración este proyecto aumenta el importante patrimonio hortícola con el que contamos en el Banco de Germoplasma Hortícola del CITA del que este año se cumple su 40 aniversario”.  La directora también manifestó su agradecimiento a los 84 centros educativos “que desde sus centros son embajadores de semillas con el cultivo de bisaltos y habas durante todo este curso escolar”.

A la presentación han asistido Enrique Navarro, director general de Investigación e Innovación, y Ramón Guirado, director general de Universidades, del Gobierno de Aragón, entre otras autoridades.
Con esta acción, crece el proyecto ecosocial de Gardeniers y renueva su compromiso con los ODS
Usuarios de las residencias de ATADES se comprometen con el clima participando en la plantación

Cielos de Ascara se suma al “Archipiélago de Bosques” de la Comunidad por el Clima mediante la plantación de 2.000 encinas microrizadas. Cielos de Ascara amplía así su proyecto eco social y renueva su compromiso con la Agenda 2030 y el cumplimiento de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este contexto, durante las jornadas de hoy y mañana, en los montes de la localidad de Ascara, en el Pirineo aragonés, se plantan 1.000 encinas, el resto están previstas sean plantadas durante la próxima primavera.

CONSULTA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS

Estos árboles se integran y suman a la plantación de encinas truferas que, dentro del proyecto del Centro Especial de Empleo Gardeniers, ya fueron sembradas y se encuentran en crecimiento en los montes de Cielos de Ascara. El objetivo último es potenciar la vida vegetal en ese extraordinario territorio del Pirineo aragonés, así como lanzar un mensaje verde y sostenible a la sociedad, todo ello vinculado, con la raíz de ATADES, a la necesaria inclusión de la discapacidad mediante fórmulas que favorezcan la sensibilización, la formación y la consecución de empleo para personas en riesgo de inclusión.

La plantación se ha comenzado hoy, en un entorno de fechas especialmente elegido por los profesionales de la silvicultura para favorecer la correcta implantación y el crecimiento de los planteros con los que Cielos de Ascara se suma al “Archipiélago de Bosques” impulsado por la Comunidad por el Clima, con la Fundación Ecología y Desarrollo. Con motivo de la plantación, ATADES y su Centro Especial de Empleo, con el proyecto eco social Gardeniers renuevan su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El presidente de ECODESJesús Ángel Rupérez, y el comisionado del Gobierno de Aragón para la Agenda 2030, Fermín Serrano, acompañados por el vicepresidente de ATADESAntonio Rodríguez Cosme, y usuarios de distintos centros residenciales de ATADES, han participado esta mañana en la plantación de parte de las 1.000 encinas microrizadas que crecerán en Ascara (Huesca). A la plantación también ha asistido el alcalde de Ascara, Fran Aísa, y el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón.

El vicepresidente de ATADES, Antonio Rodríguez Cosme, ha puesto en valor la acción de hoy en la que “vamos, entre todos, a sumar 2.000 encinas microrizadas a las ya existentes en estos montes de Cielos de Ascara. Queremos así hacer grande nuestro proyecto eco social, y queremos también dejar nuestra huella, social y medio ambiental, en positivo, en un momento donde la sociedad trabaja para evitar, entre otros aspectos, la huella de carbono, como estamos viendo en la COP 26, la Cumbre del Clima de Glasgow. Ese compromiso, que ya pudimos hacerlo patente con la participación expresa de Gardeniers en la Cumbre del Clima de Madrid, COP21, se traduce hoy en una plantación de encinas que formará parte de dos maravillosos proyectos: De un lado, Cielos de Ascara: ecológico, social, inclusivo, justo para las personas con diversidad funcional o en riesgo de exclusión. De otro lado, en paralelo, el Archipiélago de Bosques de la Comunidad por el Clima, de la que Gardeniers y Cielos de Ascara forman parte de la mano de la Fundación Ecología y Desarrollo”.

A lo que ha añadido que “como vicepresidente de ATADES, y en nombre de todas las personas que integramos esta entidad, puedo deciros que nos sentimos especialmente orgullosos de este proyecto, Cielos de Ascara, nacido desde la herencia que una familia solidaria de aquí, de Ascara, quiso legarnos para seguir trabajando así en la inclusión y en construir una sociedad justa y equitativa con las personas con discapacidad intelectual”.

Compromiso con los ODS

Cielos de Ascara se comprometió con la Agenda 2030 y el cumplimiento de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2019. Este proyecto agroecológico de alto impacto social trabaja para la consecución de esos objetivos en el Alto Aragón, en el contexto de la labor eco social desarrollada por el Centro Especial de Empleo Gardeniers de ATADES-Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual. Esta acción contribuye a su compromiso por transformar la sociedad incorporando, desde ATADES y sus centros especiales de empleo, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de manera trasversal a todas sus áreas de actuación para transformar la vida de las personas con discapacidad intelectual y procurar una sociedad más justa, solidaria e inclusiva.

INSCRIPCIÓN AQUÍ

Programa de las Jornadas de Agricultura Ecológica de Montaña

Viernes 24 y Sábado 25 de septiembre de 2021

Palacio de Congresos de Jaca (Huesca)

Entrada libre hasta completar el aforo de acuerdo con medidas Covid.

Emisión en streaming en web https://cielosdeascara.com y https://gardeniers.es

Jornada cultural UIMP con el naturalista Joaquín Araújo

Sábado 25 de septiembre de 2021, 18.00 horas. Entrada libre hasta completar el aforo de acuerdo con medidas Covid.

Palacio de Congresos de Jaca (Huesca)

Feria de Productores de Agricultura y Ganadería Ecológicas

Jaca (Huesca)

Sábado 24 y Domingo 25 de septiembre de 2021

Programa completo:

Cielos de Ascara trabaja en la recuperación de productos ecológicos, cultivos tradicionales y agricultura ecológica del Pirineo. Actualmente desarrolla diferentes Campos de cultivo de centeno ecológico del Pirineolíneas e trabajo bajo criterios ecológicos certificados.
En los campos de Ascara se trabaja en la producción de trufa, verduras y hortalizas, respetando los ciclos naturales de las plantas. Además, se produce patata de montaña y se recuperan variedades locales con interés cultural y gastronómico, como es su boliche ´Legado de Ascara´.
Con los productos de sus campos ecológicos también se elaboran conservas vegetales con la materia prima recolectada para añadir servicios y vida útil a producto estacional, producción de espárragos y de piparras. Campos en los que también se obtiene centeno ecológico, adquirido por productores de pan de kilómetro cero.

La apicultura ecológica y de trashumancia identifica también el proyecto Cielos de Ascara. Si algo le distingue y hace única es su producción por encima de los 1.000 metros y bajo criterios ecológicos certificados. Una característica que hace que su miel sea especial y de una calidad única.
Ecológica y natural, así es la miel que las abejas producen. Oro amarillo, resultado de la no utilización de sustancias químicas y obtenidas de unas floraciones de campos certificados como ecológicos y con el protocolo que la apicultura exige.

Volver